Y un día me converti en esa madre que aborrecia

Y un día me converti en esa madre que aborrecia

La falta de sueño y los dolores físicos producto del cansancio la tienen en un estado de angustia pero también de excitación constante (después de todo tener un bebé también es tan maravilloso como había escuchado) y sin embargo este es también un momento de sorpresa y redescubrimiento de sí misma.

Su historia, como la de muchas otras madres que hasta el momento de serlo se consideraban mujeres independientes, permite repensar el complicado proceso de crianza de un hijo y el de hacerse madre desde el humor y también la desolación.

Estas son las páginas de un diario imaginario en el que se registra aquello que ya no será: el primer dibujo del hijo, las ocurrencias infantiles, las sucesivas adaptaciones al jardín o los interminables broncoespasmos. Se trata además de un diario absurdo porque carece de cronología certera y cobija distintos géneros literarios para también hablar de peleas conyugales, búsquedas personales o recuerdos familiares e imaginarios del mundo en el que se cría ese hijo.

El resultado: un relato fragmentario, escrito desde la subjetividad femenina, que se mueve en el borde entre lo testimonial y la ficción, para dar cuenta de una maternidad mucho más negra de lo que todavía nos siguen contando.

Especificaciones

  • Contacto Editorial: Editorial Capital Intelectual
  • Idioma: Español
  • Año de Edición: 2010
  • Páginas: 540 páginas

Compartir este libro

Docencia

docencia-home

Prensa

prensa-home

Próximos Eventos

Sin eventos

me-converti-en-esa-madrebanner