20 Septiembre 2016

CAMINO A LA PARIDAD BONAERENSE

En Artículos de la Autora

 
 
El Senado bonaerense aprobó por unanimidad el proyecto de participación equitativa de género en cargos electivos. Ahora se tratará en Diputados. En Nación el debate sigue. En la ciudad depende de la modificación de la Ley Electoral.
 
Por Sonia Santoro
La paridad de género en la política está a días de hacerse realidad en la provincia de Buenos Aires. El miércoles, el Senado aprobó por unanimidad un proyecto consensuado entre varios bloques cuyo objetivo es incorporar la participación política equitativa entre géneros para todos los cargos públicos electivos de la provincia de Buenos Aires. Esta semana se trataría en Diputados, donde también hay un despacho en el mismo sentido. “Mi deseo es que salga rápido. Tenemos la expectativa de que se aplique para las elecciones del año próximo”, dijo Sebastián Galmarini, senador del Frente Renovador (FR), uno de los impulsores de la iniciativa.
 
Mientras a nivel nacional un consenso entre diputadas de distintos partidos intenta introducir la paridad política en la Reforma Electoral, en la provincia de Buenos Aires el primer paso ya está dado.
 
La media sanción aprobada el miércolesmodifica el artículo 32 de la Ley electoral provincial (5109). En relación a las listas de candidatos de los partidos políticos, plantea que “deberán respetar para los cargos de cuerpos colegiados en todas las categorías una equivalencia del cincuenta (50) por ciento del sexo femenino y otro cincuenta (50) por ciento del sexo masculino. Este porcentaje será aplicable a la totalidad de la Lista, la que deberá cumplir con el mecanismo de alternancia y secuencialidad entre sexos por binomios (mujer-hombre u hombre-mujer). Cuando se trate de nóminas u órganos impares la diferencia entre el total de hombres y mujeres no podrá ser superior a uno”.
 
También modifica el artículo 11 de la Ley 14086 (de Elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), para que quede redactado así: “Artículo 11º: Equidad de género. En la aplicación de la presente Ley deberá respetarse la paridad para candidaturas femeninas y masculinas establecidos en el artículo 32 de la Ley 5.109.”
 
Por otro lado, establece que “el género del candidato estará determinado por su DNI, independientemente de su sexo biológico”. Y aclara que cuando un puesto quede libre por incapacidad, renuncia o fallecimiento, se deberá respetar “la paridad para candidaturas del género femenino y del género masculino”.
 
La iniciativa es producto de la unificación de cuatro proyectos: del Frente Renovador, del FpV-PJ y del monobloque PJ-Néstor Kirchner y de Cambiemos.
 
La historia para llegar a la media sanción se remonta por lo menos a 2014, cuando Galmarini presentó el proyecto por primera vez. “Es un laburo que tenemos en la Cátedra Regímenes electorales y sistemas de partidos de Sociales en la UBA”, donde él da clases, explicó a Página/12. En la Comisión de Reforma Política, que preside, se logró esta semana un despacho apoyado por el FR, el FpV, el bloque PJ y Elisa Carca, de Cambiemos, que votó en disidencia. Con ese despacho se llegó a la sesión del miércoles, donde Cambiemos, después de que la gobernadora María Eugenia Vidal hiciera público el apoyo a la paridad, pidió una modificación al despacho para sumarse e incorporó el artículo referido a lo que sucede cuando se produce una vacante.
 
“Ella salió a quedarse con la agenda”, dijo Galmarini, aunque también consideró esta media sanción como “todo un logro”. “Que la gobernadora tome la decisión y que Cambiemos acompañe, me pone contenta, habla bien de la democracia”, apuntó Rocío Giaccone, diputada provincial del Frente para la Victoria (FpV), e impulsora de la paridad en esa Cámara.
 
Hacia Diputados, entonces, será girado el proyecto aprobado. Se esperaba que fuera tratado el jueves pasado, pero no llegó.
 
Allí hay también mucha historia. La más reciente: el año pasado, tanto Giaccone como Karina Nazabal (FpV) presentaron proyectos en el mismo sentido, que contaban con el acompañamiento de todas las diputadas y algunos diputados. Este año se sumó un proyecto de Valeria Arata (FR) y hace unos unas semanas, uno de Alejandra Lordén (Cambiemos).
 
Giaccone, presidenta de la Comisión de Legislación General, informó que hay un despacho de dos comisiones de aprobación de todos los proyectos.
 
Con el terreno allanado en esa Cámara, todo hace pensar que la paridad será realidad en breve en la provincia de Buenos Aires. Si no hay modificaciones de fondo al proyecto aprobado en el Senado, se incorporaría el consensuado de diputados y se sancionaría la ley, sin necesidad de volver al Senado.
 
Se espera que la Cámara sesione el jueves próximo.
 
“En la provincia, con la Ley de Cupo se pegó un salto de participación de mujeres pero en los últimos años se ve una meseta. Se siguen armando listas y las mujeres seguimos terceras, sextas, novenas. De cinco que entran, una es mujer. En promedio fue decreciendo la permanencia. Otro tema es el de las autoridades de las cámaras, desde el 83 hasta acá no hubo ni presidenta ni vicepresidenta mujer”, dijo Giaccone.
 
–¿Cree que hay un cambio de época que permitiría que salga esta ley?
 
–Si sale es porque todas las mujeres nos pusimos con el proyecto. Hay una gobernadora, venimos de una presidenta. Creo que nosotras estamos más empoderadas. Es un cambio en la toma de decisiones. Estamos más decididas y no importa la crítica. Nos importa menos lo que digan los hombres.
 
 
El debate en la ciudad
 
El debate por lograr el “Unoyuna” en la política también llegó a la ciudad de Buenos Aires. Como a nivel nacional, una de las vías es que la paridad llegue por la Ley Electoral. La ciudad no cuenta con ley propia pero se espera que en las próximas semanas el Ejecutivo envíe a la Legislatura su proyecto de Ley electoral, que según confirmaron fuentes del oficialismo a este diario, incorporará la paridad de género. Esto daría lugar a que se aborde el tema con alguna chance de conseguir aprobación.
 
La Defensoría del Pueblo de la Ciudad también la incorpora en dos artículos dentro de una propuesta de Ley Electoral. En el artículo 62 habla de la “participación equivalente y proporcional por género” y en el artículo 188, que trata de la composición del Tribunal Electoral, hay una mención a que “en ningún caso podrán ser todos del mismo sexo”. También hay un proyecto de la legisladora Natalia Fidel (SUMA+) en el mismo sentido.
 
Otra vía para llegar son proyectos enfocados específicamente a la incorporación de la paridad, como ocurre en la provincia de Buenos Aires. Ese camino eligieron Magdalena Tiesso (FPV) con el proyecto 2656/16 y Javier Gentilini (FR) con el proyecto 2668/16. El lunes pasado, el Parlamento de las Mujeres, expresó su apoyo a estos proyectos y lanzó una campaña en las redes sociales con la consigna: “Apoyo a la Ley de Paridad. Por una igualdad real de oportunidades para el acceso a cargos electivos y partidarios”.
 
La historia reciente cuenta que en 2014 dos proyectos de ley incorporaban la temática. Uno de ellos, coautoría de las ex diputadas Virginia González Gass (Partido Socialista Auténtico en FA-Unen) y María Rachid (FpV), basado en una iniciativa de la asociación civil Ilepos (Integración Latinoamericana Estudios Políticos y Sociales) presentada a través del Parlamento de las Mujeres. Otro, de la Defensoría del Pueblo. Aquella vez, no pasaron de la reunión de asesores de la Comisión de Asuntos Constitucionales. Este año, parece, hay más posibilidades que el debate llegue al recinto.
 

Redes Sociales

Comentarios (0)

Deje un comentario

Usted está comentando como invitado.

Docencia

docencia-home

Prensa

prensa-home

Próximos Eventos

Sin eventos

me-converti-en-esa-madrebanner

 

Boletin

Suscribirse al Newsletter de Sonia Santoro