Igualdad sí, pero tampoco demasiado

Un estudio en escuelas de la Ciudad mostró que hay acuerdos amplios sobre el valor de la igualdad de género, pero al mismo tiempo persisten estereotipos antiguos que siguen naturalizados en los jóvenes. Uno de ellos, la “histeria de las mujeres”.

Foto: Pablo Piovano

Varones y mujeres son iguales, pero ellas son más histéricas. Todo bien con la equidad, pero eso termina desequilibrando la vida familiar. Los adolescentes reconocen como valor la igualdad de género, pero en ellos persisten viejos prejuicios que al estar naturalizados no son considerados como tales. Así se desprende de la primera encuesta de percepción de estereotipos e igualdad de género, realizada por el equipo de género de la Defensoría del Pueblo durante 2016 en ocho escuelas medias de la ciudad.

Una de las conclusiones de la encuesta –que contestaron 463 adolescentes–, es que “la igualdad entre mujeres y varones es un derecho reconocido por los y las adolescentes consultados”. Sin embargo, “esta apreciación convive con la vigencia de viejos paradigmas que cuestionan u obstaculizan el acceso a este derecho”.

“Las frases que podríamos calificar como políticamente correctas acerca de la igualdad de género obtuvieron acuerdos importantes, tanto de mujeres como de varones. Por ejemplo, ante la expresión “la igualdad hace a la sociedad más justa”, el 72,5 por ciento estuvo de acuerdo o muy de acuerdo. Y ante la frase “equilibra la vida familiar y la sociedad”, el 71,5 estuvo de acuerdo o muy de acuerdo”. Sin embargo cuando se les preguntó por otro tipo de expresiones contrarias a la idea de igualdad, “notamos que persiste un porcentaje de acuerdo sobre el que hay que estar alertas”, dice el trabajo. Por ejemplo, el 29,2 por ciento estuvo de acuerdo con que la igualdad desequilibra la vida familiar y el 28,9 con que la igualdad “ya es una realidad, qué más quieren las mujeres”. En este punto de la encuesta no se hallaron diferencias significativas al desagregar por género.

Otro punto de la investigación indagó sobre los estereotipos de género vinculados a las actitudes de las mujeres y los varones en las relaciones amorosas y encontró que algunos están vigentes. Por ejemplo, el que señala a las mujeres como histéricas. El 60,6 por ciento estuvo muy de acuerdo o de acuerdo con la afirmación “Las mujeres son más histéricas que los hombres”, ubicando a este estereotipo entre los de mayor vigencia entre adolescentes. También, el estereotipo que encuadra a los celos como expresión del amor romántico (“Los celos son una expresión de amor”) obtuvo una aprobación del 53,8 por ciento de los alumnos y alumnas.

Hay otros estereotipos de género más relacionados con las actitudes de las chicas y los chicos en las relaciones que muestran menos aceptación. Por ejemplo, solo el 16,4 por ciento dijo estar de acuerdo o muy de acuerdo con la idea de que las mujeres solo quieren “ponerse de novia”. Así como que solo un 25,3 por ciento estuvo de acuerdo o muy de acuerdo con que los hombres se preocupan “solo por el sexo”. “Otra tendencia que notamos es que los varones estuvieron más de acuerdo que las mujeres en la mayoría de los estereotipos por los que preguntamos. Lo que nos permite concluir que sus visiones son más estereotipadas desde el punto de vista de género”, dice el informe.

Deja una respuesta